Japón

Welcome to Japón!

Lo que más sorprende de un viaje al Japón es el inmenso choque cultural que uno siente desde las primeras horas que se pasa en el país del sol naciente. Y es que Japón ha sabido conservar su cultura genuina, ajena a las influencias occidentales. Si tenemos en cuenta que se trata de un país ultra-moderno y con una economía muy avanzada ello sorprende todavía más.

Y, cuando uno se va de Japón, el mejor recuerdo que queda es precisamente el contacto con esta cultura fascinante. Uno viaja por Japón con el excelente sistema ferroviario capitaneado por el famoso Shinkansen, el tren bala. Es una manera rápida, cómoda y eficiente. Se come de maravilla en cualquier lugar: sano, sabroso, bien presentado y a precios fenomenales. Y, una vez en el hotel, nada mejor que disfrutar de un baño en el tradicional “onsen”.

Un viaje a Japón, empieza normalmente en Tokyo, una de las ciudades más grandes y mejor organizadas del mundo. Una verdadera metrópolis moderna pero con un gran respeto por lo tradicional. Igual que la innovadora Osaka, la segunda ciudad del país. Todo primer viaje a Japón debe incluir Kyoto, la antigua capital imperial, la ciudad más histórica y guardiana de las esencias niponas.
Más allá de las ciudades y la vida urbana Japón excele en punto de interés desde Hakone con el monte Fuji a ciudades tradicionales como Takayama o Matsumoto, castillos impresionantes como el de Himeji, templos en cimas de montañas como el Monte Koya o encima del mar como Miyajima, ciudades con un trágico pasado como Hiroshima o pueblos rurales enclavados en el pasado como Shirakawago.

Imágenes

Map