Chile

Welcome to Chile!

Con sólo mirar en un atlas su forma alargada, entendemos fácilmente las razones de la extraordinaria variedad de paisajes que nos ofrece Chile. En el sur la Tierra del Fuego, con paisajes desolados y de belleza salvaje, ya más cerca de la Antártida que del mundo urbano y lugar de privilegiadas rutas en barco que todavía son más expediciones que cruceros. Muy cerca, la inmensidad de la Patagonia, con montañas como las Torres del Paine y hermosos glaciares. Patagonia se combina muy bien con la vecina Argentina por pasos muy escénicos como el “Cruce de Lagos”.

Subiendo al centro por el interior encontramos imponentes volcanes y por la costa lugares oceánicos mágicos como la isla de Chiloé. En el centro del país está Santiago, la capital del país, ciudad cosmopolita y rodeada por los Andes y sus estaciones de esquí. Las montañas aquí se acercan a los siete mil metros de altitud y son las más altas de América. Y a relativa poca distancia tenemos el mar con lugares como la Isla Negra de Pablo Neruda o Valparaíso, una de las ciudades más especiales de Latinoamérica.

A pesar de estar en el hemisferio sur, a Chile se puede viajar todo el año. La zona central y andina, con un clima fantástico, es muy accesible en nuestro verano y tiene el encanto especial de ver las montañas nevadas. Pero sobretodo para ir el norte todo el año es perfecto. Allí nos espera el desierto de Atacama, con sus paisajes lunares, salares, géiseres, etc. Inolvidable.

Pero el lugar más único de Chile se encuentra de hecho a más de 3600 Km. de Chile. Y es que la Isla de Pascua, aislada en el medio del Pacífico, es un lugar tan increíble, tan especial, que no parece de este mundo. Ver sus moais al amanecer, o al atardecer, es una experiencia de lujo.

Imágenes

Map