Canadá

Welcome to Canadá!

Cantaba Serrat que “contra gustos no hay disputas”. Uno puede disputarle a Canadá la posición de país más bonito del mundo, pero lo que es seguro es que gustar, gustar, es un país que gusta a todo el mundo. Y es que Canadá es un, todavía, un paraíso natural. Más suave en el Este, más salvaje en el Oeste, pero la naturaleza vive, y se vive, en todo su esplendor en Canadá. Los Parques Nacionales que encontramos en todo Canadá protegen unos paisajes de bosques, lagos, montañas, glaciares o costa, simplemente excepcionales. Pero también una fauna salvaje única en todo el mundo occidental. Ver alces, cabras montesas, osos o ballenas es lo más normal en un viaje a Canadá. Pero también se puede viajar a Canadá para ver animales extraordinarios: los misteriosos osos blancos de Haida Gwaii, los narvales (unicornios marinos) o los osos polares que merodean la tundra en Churchill merecen por ellos mismos un viaje.

Pero no sólo se viaja a Canadá para visitar la naturaleza, también para disfrutarla. Ya sea haciendo senderismo o bici en verano o, sobretodo, para esquiar en invierno. No en vano las Rocosas Canadienses ofrecen la mejor nieve del mundo y British Columbia es el paraíso mundial del Heliesquí. Y también hay estaciones de esquí entre las mejores del mundo, como Whistler y Blackcomb en B.C. o Banff en Alberta.

¿ Sólo se viaja a Canadá por naturaleza ? Es el motivo principal si, pero no podemos olvidar las ciudades del país: Toronto de moderna arquitectura y muy cercana a las cataratas del Niagara, la cosmopolita Montreal, la elegante Victoria, Vancouver con se excelente calidad de vida o Quebec, la ciudad más antigua de América, completamente amurallada.

Imágenes

Map